Una oración con antigüedad

La Señal de la Cruz HD

¿Cómo describirías tu vida de oración en este momento? ¿Es vibrante o escasa? ¿Es ardiente o tibia? Para la mayoría, si somos honestos, sabemos que nuestra vida de oración podría ser mejor. Ruego que este artículo ayude a encender el fuego en tu vida de oración.  Mi intención es ser lo más práctico posible, definiendo los distintos tipos de oración y proporcionando contenidos que puedas utilizar en tu vida de oración.

El diccionario define la oración como: una comunión espiritual con Dios o un objeto de culto, como en súplica, acción de gracias, adoración o confesión. Me gusta esta definición y creo que es universalmente aceptada. Aborda el núcleo de lo que es la oración: una comunión espiritual con Dios. También aborda los tipos de oración: súplica, acción de gracias, adoración y confesión. Yo simplemente modificaría la definición para añadir un quinto tipo: la intercesión.

Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abre la puerta. ¿Quién de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra, o si le pide un pez, le dará una serpiente? Pues si vosotros, aunque sois malos, sabéis dar buenos regalos a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenos regalos a los que se lo pidan!

Oración

Acerca de la antigüedad del pueblo de Dios, llamado Cuáqueros, su culto, su madre, la nueva y celestial Jerusalén, su fe, y quién es el autor y consumador de la misma … la oración de la Iglesia de Cristo, y en qué, su cruz, y su bautismo / por G.F.

  Oración a San Miguel Arcángel: Protege a tus hijos con esta poderosa invocación

Concerning the antiquity of the people of God, called Quakers their worship, their mother, new and heavenly Jerusalem, their faith, and who is the author and finisher of it … the Church of Christ’s prayer, and in what, their cross, and their baptism / by G.F.Fox, George, 1624-1691.London: [s.n.], 1689.

Antiquity LSB – ¡Exclusivo para PMT!

En la Iglesia Católica, la oración es “la elevación de la mente y del corazón a Dios o la petición de cosas buenas a Dios”[1] Es un acto de la virtud moral de la religión, que los teólogos católicos identifican como parte de la virtud cardinal de la justicia[2].

La oración puede expresarse vocal o mentalmente. La oración vocal puede ser hablada o cantada. La oración mental puede ser meditación o contemplación. Las formas básicas de oración son la adoración, la contrición, la acción de gracias y la súplica, abreviadas como A.C.T.S.[3].

En la Iglesia Católica, se anima a los laicos a rezar diariamente las horas canónicas contenidas en la Liturgia de las Horas, que se realizan en siete momentos fijos de oración. El clero y los religiosos están obligados a rezar el Oficio diario[4]. Entre las fuentes más utilizadas para rezar la Liturgia de las Horas se encuentran los cuatro volúmenes completos de la Liturgia de las Horas, el libro de oraciones cristianas en un volumen y varias aplicaciones para dispositivos móviles[5].

  Oración para conseguir novia bonita

Mediante la oración se reconoce el poder y la bondad de Dios, así como la propia necesidad y dependencia. Es, por tanto, un acto de la virtud de la religión que implica la más profunda reverencia a Dios y habitúa a la persona a buscarlo todo en Él. La oración presupone la fe en Dios y la esperanza en su bondad. Por ambas, Dios, a quien se reza, mueve al individuo a la oración[6].

La larga historia de la cancelación de deudas desde la Antigüedad hasta nuestros días

Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal.

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte.

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestra defensa contra la maldad y las asechanzas del Diablo. Que Dios lo reprenda, te rogamos humildemente, y tú, oh Príncipe de las huestes celestiales, con el poder de Dios, arroja al infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos, que merodean por el mundo buscando la ruina de las almas.

  Una oración con empoderar

Dios mío, de todo corazón me arrepiento de mis pecados. Al elegir hacer el mal y dejar de hacer el bien, he pecado contra ti, a quien debería amar sobre todas las cosas. Me propongo firmemente, con tu ayuda, hacer penitencia, no pecar más y evitar todo lo que me lleve a pecar. Nuestro Salvador Jesucristo sufrió y murió por nosotros. En su nombre. Dios mío, ten piedad.