Oración para pedir por una persona que está en agonía

Connectus oraciones

“El sentido cristiano de la muerte se revela a la luz del Misterio Pascual de la Muerte y Resurrección de Cristo, en quien reside nuestra única esperanza. El cristiano que muere en Cristo Jesús está ‘lejos del cuerpo y en casa con el Señor’ (2 Cor 5,8)”.

Las siguientes oraciones pueden recitarse con el moribundo, alternando con momentos de silencio. A veces, hay que repetir varias veces la misma oración. También son apropiados el Padrenuestro, el Avemaría y el Gloria. Se puede firmar al moribundo en la frente con la cruz, como se hacía en el Bautismo.

Cuando la familia se reúne por primera vez en torno al cuerpo, antes o después de prepararlo para el entierro, se pueden utilizar todas o algunas de las siguientes oraciones. Es muy conveniente que, siempre que sea posible, los miembros de la familia participen en la preparación del cuerpo para la sepultura.

Oración por el éxito de la operación

Dios ha prometido Su humilde morada a aquellos que le buscan a propósito en los momentos más difíciles. Ha prometido a cada persona no tener miedo de nada, siempre que esté haciendo lo correcto de acuerdo con la voluntad del Padre.

Cuando las cosas en la vida se sientan peor, recuerda acudir a la presencia del Señor y tener esperanza de que todo pasará pronto. Utiliza estas oraciones para días mejores para ayudarte con tus luchas. Recuerda que no tienes que caminar solo.

  Oraciones para pedir por la salud de un hijo

Ayúdame a apoyarme en tus palabras y no en mis sentimientos durante esta época tan turbulenta de mi vida. Ayúdame a seguir tu camino, y que ninguna negatividad me impida glorificar tu poderoso nombre. Para los días que me esperan, Dios, bendíceme con positividad. Recuérdame que tu amor lo resiste todo y que tus palabras son lo más importante.

Permíteme afrontar el mañana con la certeza de que estarás conmigo en cada paso del camino, independientemente de las circunstancias que encuentre. Te ofrezco estas oraciones por días mejores en el poderoso nombre de Jesucristo, tu Hijo. Amén.

Oración de guerra espiritual

A veces es más fácil ser espectador. Cuando hay un acontecimiento o una tragedia que acapara titulares y mucha atención en los medios de comunicación, eso es a menudo lo que soy. Me siento y leo las palabras de otros escritores. Asiento con la cabeza y digo en silencio: “Amén”.

Pero en las últimas semanas, tras el suicidio de dos conocidas celebridades, supe que necesitaba contribuir con algo más que un silencioso reconocimiento. Vi a otros hablar de sus propias experiencias con la depresión y contar sus historias con valentía, y Dios removió mi alma.

Mirar por la ventana e intentar sentir algo más que la lenta nada que te envuelve. Después de tener a mi primer hijo, había días en los que no podía esperar a meterme en la cama y deslizarme en el abismo del sueño.

La semana pasada leí las palabras de un valiente que expresó una verdad que la mayoría de nosotros no escuchamos muy a menudo: Alguien puede amar a Jesús y aún así querer morir. Y la aplaudo por ello. Este es el tipo de conversaciones que más de nosotros necesitamos tener.

  Oración a san josé dormido para pedir un favor

Días después de leer su historia, sus puntos todavía daban vueltas en mi mente y me encontré preguntándome: “¿Por qué tan a menudo queremos permanecer en silencio sobre nuestra propia oscuridad?”. La parte de mí que funciona con el piloto automático conoce la respuesta. Se supone que las personas que aman a Jesús no quieren quitarse la vida, ¿verdad? Se supone que tienen una fe que puede sanar y un espíritu que encuentra paz en su presencia, ¿verdad?

Oración por la llenura del espíritu santo de dios

Tú nos diste la vida, y también nos das el don de la alegría infinita. Dame la fuerza para avanzar por el camino que me has trazado. Guíame hacia una mejor salud, y dame la sabiduría para identificar a aquellos que has puesto a mi alrededor para ayudarme a mejorar.

Dios misericordioso, te invoco ahora de una manera especial. Con tu poder fui creado. Cada vez que respiro, cada mañana que me despierto y cada momento de cada hora, vivo bajo tu poder. Te pido ahora que me toques con ese mismo poder. Porque si me creaste de la nada, sin duda puedes recrearme. Lléname con el poder sanador de tu espíritu. Echa fuera todo lo que no debería estar en mí. Arregla lo que esté roto. Desarraiga las células improductivas. Abre las arterias o venas obstruidas y reconstruye las zonas dañadas. Elimina toda inflamación y limpia cualquier infección. Deja que el calor de tu amor sanador pase a través de mi cuerpo para hacer nuevas las áreas enfermas para que mi cuerpo funcione de la forma en que lo creaste.

  Oración al espíritu santo para pedir por sus dones
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad